martes, 21 de agosto de 2012

PÉTALO,PÉTALO



     Tus piernas unen Venus con el suelo
     triste y muerto de mi habitacón.
     Tengo hambre. Tienes sueños.
     Llegamos a puerto. Perdemos la voz.

     Jadearnos las hojas en blanco del silencio.
     Mordernos las uñas del corazón.
     Buscar el calor del aguacero
     cruzando los dedos sobre un colchón.

     Posar la lengua sobre el fuego.
     Nada calla el grito de un pezón.
     Las gotas de amor sobre los cuerpos.
     El tacto desnudo de tu sabor.

     Cuando ya no caben leyes en el pecho.
     ¿Cuántas veces dimos el último suspiro?
     Tienes hambre. Tengo sueños.
     El bello cadáver de un gemido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario