sábado, 17 de octubre de 2015

ES AL REVÉS

Es al revés. Eres tú la que le gusta a las canciones,
la que se expone a los garabatos de los cuadros,
la que alimenta a los frutos de la tierra,
la que da abrigo a los habitantes del armario.

Eres tú la que proporciona oxígeno al bosque,
lo que mira el mar al atardecer,
lo que anhelan los sueños imposibles,
Eres a lo que el cielo se agarra para no caer.

Tú eres quien trae de cabeza a la primavera.
Tú, quien altera el comportamiento de la luna.
Eres tú donde las palabras buscan significado.
Eres tú la que arrasa los campos de la lluvia.

Es al revés. Eres tú quien trae un nuevo día al sol.
Tú eres la que excita las manos que te tocan.
Tú eres lo que piden con luz las estrellas fugaces.
Es al revés. Eres tú la que escribe por mi boca.

lunes, 12 de octubre de 2015

MEDIA SOLAMENTE

Mi boca es media verdad. Media solamente
si tus besos no se suman al proyecto.
Creo que imaginas que, al deletrear mi nombre,
sale la secuencia de ADN de un insecto.

Tú sabrás por qué me despierto tan cansado,
pues ostentas la soberanía de mis sueños.
Yo no puedo explicar cómo ha llegado tan lejos
un corazón que da pasos tan pequeños.

Fuera de ti hay un mundo insuficiente,
países enteros caídos de un abrazo.
No te digo que me guste romper a llorar
pero compensa si tú recoges mis pedazos.

Una y otra vez, el problema son los suministros
de oxígeno y sangre cuando estás cerca.
Cuando estás cerca me pones en mi sitio.
Fascinar me hace participio cuando estás cerca.

martes, 6 de octubre de 2015

UNA LARGA ENFERMEDAD

El diagnóstico fue una larga enfermedad
pero solo la mitad resultó cierto.
Te quedan pocas ganas de respirar
cuando te han cerrado el mar abierto.

Y a mí me dieron de bruces con la verdad
en la mentira que es un cementerio.
¿Quién dijo que no necesitas mamá
cuando el amor se cae de viejo?

Todas las bocas, como no sabían llorar,
vinieron a morder los ojos de mis recuerdos.
Claro que se puede resucitar
pero no funciona después de muerto.

Vivimos bien pero nos sentimos mal
cuando miramos atrás con el pecho.
El dolor convierte insomnios en realidad.
El dolor vuelve el alma un anticuerpo.