sábado, 14 de noviembre de 2015

INESCRUTABLES

¿Quieren convencernos de que el campo de batalla
está en las discotecas, los estadios, los bistrós?
¿Quieren que creamos en Dios a punta de Kalashnikov?
¿Quieren que el explosivo sea su único profeta?

¿Quieren que llevemos burka, también, cuando soñamos?
¿Quieren prohibirnos la fantasía de la carne?
¿Quieren nuestro pescuezo a cambio de salvarnos?
¿Quieren que adoremos al ángel de la masacre?

¿Quieren que oremos en dirección al matadero?
¿Quieren que abracemos la fe del depredador?
¿Quieren apagar la luz abriendo fuego?
¿Quieren que seamos fieles al padre del terror?

¿Quieren que pensemos que, tras las balas, se halla el paraíso?
¿Quieren matarte a ti para que yo muera de miedo?
¿Quieren que recitemos el evangelio de la maldad?
¿Quieren que hablemos con las manos de Alá apretando el cuello?

sábado, 7 de noviembre de 2015

EL MOBILIARIO DE UN INMUEBLE ILUMINADO

Once niños, mil veces el mismo mejillón.
Un doctor, un dottore, dos ibuprofenos.
El asco que puede llegar a dar el amor.
Sillas vacías de culos que se echan de menos.

Dos paellas, un asado, cero gazpachos de mero.
Ciento una canciones. Un mismo motivo.
Un flojo recluso de sueño tempranero.
Un tiempo muerto del que sales más vivo.

Doce puntos, cuatro potas, un rondito.
Un ampli roto. Un corto poligonero.
Diez emeptrés esperando, Jesucristo,
que los últimos sean de una puta vez los primeros.

Un libro en blanco donde el naranja se enciende.
Por favor, el chorrito justo de limón.
Un nacional de la cabaña porcina que os quiere.
Un pasado. Un presente y... chop, chop, chop