sábado, 31 de enero de 2015

ALICANTE

Alicante se agarra al mar como algo ardiendo.
Alicante flota como un cadáver exquisito.
Alicante es una madre que echar de menos.
Alicante se perdió mañana en el infinito.

Alicante no es de nadie, como un amor.
Alicante huye del mapa del paraíso.
Alicante tiene dos lenguas y sarampión.
Alicante se resignó a ser lo que dios quiso.

Alicante sueña en una cama deshecha.
Alicante está más triste cuanto más ríe.
Alicante es el otoño de una palmera.
Alicante es una palabra que se se desdice.

Alicante cuenta mentiras como ladrillos.
Alicante es blanco y azul e inerte y amargo.
Alicante deja sus huellas en cuchillos.
Alicante, no debía de quererte y sin embargo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario