viernes, 30 de enero de 2015

DESDE EL INFIERNO

Mi brújula son las ganas de estar a tu lado
y admito que puedo perderme de cuando en vez.
Puede que se altere el sentido de mis pasos,
que me crezcan los enanos del placer.

Puede que mis palabras se salten algún stop.
Puede que este mar no esconda ningún puerto
y que se quede sin habitantes una canción.
Puede que nos empaten en el tiempo de descuento.

Puede que lo que me mate sea el calor,
que mis alas no sepan más que del suelo.
Puede que el asesino sea yo
en un giro de guión en lo que sueño.

Pero nada es más con alguien que contigo
y tu sonrisa abraza como el fin de un desierto
y tu voz es un beso de película en el oído
y, simplemente, soy tan feliz en el infierno...

No hay comentarios:

Publicar un comentario