lunes, 3 de octubre de 2016

CONTRA EL FRÍO

A la vista está que no nací para ser valiente
pero sólo tú sabes que estoy muerto.
Desde entonces, he cumplido años todos los meses
y he sufrido los rigores de no conciliar mis sueños.

El corazón desnudo lucha contra el frío.
Entre las cosas que te escribe Álvaro Trece,
tengo que reconocer que hay algún verso mío
que no tuve tiempo de leerte.

Siguen pasando cosas buenas y cosas malas.
La diferencia es que nada está completo.
Señales de tráfico indicando que faltas.
El día a día sin alma de un esqueleto.

La diferencia era tu pura y simple compañía.
Me convertí en alguien que brotaba continuamente de ti.
A veces aprieto tu mano de fotografía.
Por un instante, siento que el frío huye de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario