sábado, 18 de agosto de 2012

QUERERTE


Quererte es fruta del tiempo,
tiempo que se mide en quererte siempre.
Quererte es carne y hueso del sentimiento,
beso suave y violento de tu vientre.

He visto tu voz desnuda desnudarse
dentro de mi boca ciegamente.
Quererte es vivir y resucitarme
yo, muerto de hambre de quererte.

Quererte son palabras que no existen
 porque nadie sabe decir qué es quererte.
Quererte es la sonrisa de este triste
que aprendió a reír cuando empezó a quererte.

Quererte son veinticuatro horas, siete días,
doce meses de quererte.
Quererte es tener todo lo que tenía
cuando soñaba que vivía para quererte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario