martes, 9 de octubre de 2012

AL QUE OCULTA EL CORAZÓN (Y AL QUE NO)



     En el punto medio está la virtud
     de un dilema de leche.
     Dos balas de plata de ley del talión
     disparan a todo lo que las mueve.

     Negro de luna tan fugaz
     como dos vidas, gatas siamesas.
     Dos rosas frente a tu espina dorsal,
     levante y poniente, chiquillas traviesas.

     Apellido y apellido. Par simpar.
     Secretos contra natura. Verdades desnudas
     como puños sin guantes que respetar,
     olas de calor que la piel te ondulan.

     Hermanas carnales. Islas venéreas.
     Américas descubiertas de su brassiere.
     Son nada más que una leyenda... hasta que encuentran
      donde, cuando, como, quien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario