jueves, 25 de octubre de 2012

MANZANAS ROJAS



     Ponle algunas normas
     al país nocturno
     de tu desnudez.
     Ponte un beso mío
     donde lo creas oportuno.
     Ponle tu piel
     a las manzanas rojas
     de mi tentación,
     pon una granada
     de carmín explosivo
     en mi razón,
     ponte en marcha
     y convierte en cenizas
     el siglo ventiuno.

     Pon algo de ti
     en la mujer eterna
     que te sostiene el nombre.
     Pon una sonrisa
     en el mapa facial
     de tu tristeza.
     Pon la medianoche
     en el centro neurálgico
     de tu vientre,
     pon tu cuerpo
     y sálvame con él
     de la intemperie,
     pon a este hombre
     en el hogar salvaje
     de tus cavernas.

     Ponle sentimiento
     -por favor no lo olvides-
     a tu presente de indicativo.
     Ponte a salvo
     de los besos que no dejan cicatrices.
     Pon punto y seguido
     detrás de cada marzo,
     pon -desde la cama-
     tus medias color grana
     sobre mis zapatos,
     ponme cada gesto tuyo
     sobre cada gesto mío.
 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario