viernes, 5 de octubre de 2012

LA VIDA REAL



     La vida real
     es el último tesoro
     que no hemos perdido todavía,
     los sueños que caen, dos veces al día,
     al agua maldita del inodoro.

     La vida real
     nos sangra el cero negativo
     con que entra la letra de la hipoteca,
     los perros de peluche desnutridos
     no tienen sitio en las casas de muñecas.

     La vida real
     fluye por los kleenex, los vasos, el matadero,
     dibuja manchas sobre el mono azul desteñido,
     pasa la tarde en los ceniceros,
     cumple años descumpliendo lo prometido.

     La vida real
     tiene barriga,
     no es un héroe y está calvo,
     casi nunca se queda con la chica,
     casi siempre pierde con el malo.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario